Tomando conciencia sobre la silla a contramarcha

Tomando conciencia sobre la silla a contramarcha

En primer lugar debemos de entender que comprar una silla a contramarcha no es un lujo. Es un deber como padres, así como darle educación e inculcarle valores. Existen muchos casos donde se ha realizado la compra incorrecta, cogiendo la silla más barata, sin pensar en la seguridad el niño o una  silla en dirección a la marcha. Se ha demostrado que estas sillas no aseguran la protección del niño en caso de impacto.  Algunos padres optan por dejar a un lado la idea de utilizar la silla a contramarcha por el simple hecho de no viajar mucho con el coche y solo realizar trayectos cortos. Esto es un error, puesto que según estudios la mayoría de los accidentes ocurren en distancias cortas.

Valora la opción de comprar una silla a contramarcha, podrá salvarlo en el futuro

Accidente de tráfico: silla a contramarcha vs. silla con dirección a la marcha.

Este caso siendo breve, se define de la siguiente forma. Una madre en un “trayecto corto colocó a su hija menor en una silla a contramarcha y la otra de dos años en una silla con dirección a la marcha. Por cosas del destino, termino estampada a un árbol. Y por mala suerte, este árbol terminó encima del auto, dejándolas atrapadas. Al momento de la revision, la bebé ubicada en la silla a contramarcha, estaba ilesa. Principalmente sólo tenía una hematoma en su hombro. La niña que estaba en la silla con dirección a la marcha, fue muy mal herida. Tiene dos cervicales rotas. Y los ligamentos de la cervical 1 están dañados. Le han colocado un collarín, que la mantiene prácticamente inmóvil. Hasta los momentos no se define un pronostico, no pueden asegurar si podrá recuperarse.

Si imaginamos este mismo panorama, pero sin las sillas, seguramente fuera realmente trágico. Ahora, si ambas niñas estuvieras en una silla a contra marcha, seguramente estuvieran solo con un susto o mal rato.

En conclusión, tomar una decisión no siempre es hacer lo correcto. Debemos de estar conscientes de lo que nos rodea y de la calidad de producto que estamos comprando, más aún cuando se trata de la vida de nuestros hijos. Finalmente puede comprobar con este desafortunado evento, que la silla a contramarcha sin dudas salva vidas. Y más aún, la vida de su hijo. De ahora en adelante podrá definir cual silla le garantiza los resultados que desea.

Las sillas a contramarcha son muy costosas:

No es un secreto para nadie que estas sillas en general son costosas, sin embargo, le podemos asegurar que la silla en dirección a la marcha más cara nunca protegerá a su hijo tanto como la silla a contramarcha más económica del mercado. Y esto es una realidad contundente.

Los accidentes en auto son la principal causa de mortalidad infantil.




Hoy en día existen sillas a contramarcha que pueden ser utilizadas desde los 4 años hasta los 12. Esto simplifica el gasto considerablemente. Al momento de decidir ser padres o entender que hemos procreado una vida, debemos de tomar conciencia de que somos los responsables directos. Por esto la planificación no es únicamente el traerlo al mundo, sino protegerlo día a día. Para esto, le recomendamos y le pedimos por favor que tome conciencia en sus decisiones.

La vida en un accidente de tráfico muy pocas veces da una segunda oportunidad. Y si esta leyendo esto ahora mismo, espero que pueda tomar conciencia. Lamentablemente en España no disponemos de la información correcta, por esto ahora es que empezamos a conocer más detalles sobre las sillas a contramarcha. A diferencia de Suecia que ya tienen mas de 40 años utilizándolas. Y estadísticamente hablando, es el país con menos accidentes de tráfico mortales en niños.

Principales excusas para no adquirir una silla a contramarcha:

  1. “Mi hijo es muy activo, mirando hacia atrás estará aburrido”: esto es algo momentáneo, como adulto una de sus responsabilidades es inculcarle el auto control a su hijo. Además, siempre tendrá disponible el vidrio trasero del coche. Desde este punto podrá disfrutar del viaje siendo distraído por los demás coches y paisajes.
  2. “Mi hijo se marea mucho si va a contramarcha”: si estuvo siempre en una silla con dirección a la marcha esto es muy probable. Sin embargo, hay buenas noticias. Todos nos acostumbramos, el cerebro esta capacitado para adaptarse a las circunstancias. Le aseguro que la molestia durara un par de viajes. Ahora, si el niño ha viajado en la silla a contramarcha desde su nacimiento, esto no ocurrirá.
  3. “A mi hijo no le caben las piernas, viajaría muy incomodo”: también tenemos solución a esto. Existen las nuevas sillas i-Size las cuales han incorporado una barra que le permite reposar sus piernas. En dado caso de adquirir otra que no tenga esta modalidad, no se preocupe, no existe ningún estudio que indique alguna malformidad por mantener esta posición. Recuerde que los niños hasta los 4 años son muy flexibles. Y si evaluamos las posibilidades de lesiones, es mejor tener un daño en las piernas que en el cuello. Este segundo caso concluiría en muerte o lesiones irreversibles.
  4. “No me concentro en la carretera si no puedo verle la cara a mi bebé”: los fabricantes de la silla a contramarcha ya han resuelto este problema. Algunos incluyen un espejo retrovisor perfecto para que pueda mirar a su hijo en cualquier momento. Así estará tranquilo en todo su trayecto y su hijo estará protegido siempre.




Bienvenido a la nueva conciencia:

Tomar conciencia hoy, definitivamente salvará la vida de su hijo mañana. No sea parte de la estadística por accidentes de tráfico. Usted ya tiene los conocimientos para proteger y salvaguardar la vida de su hijo. No siempre tenemos una segunda oportunidad. Principalmente el deber de un padre es proteger a su hijo hasta que este pueda defenderse sólo. Crear conciencia es un trabajo de todos, por esto, le invitamos a llevar este mensaje a sus conocidos. Todos tienen derecho de estar enterados de la forma correcta para cuidar a sus hijos mientras viajan. Con la silla a contramarcha, estará garantizando la vida de su hijo.

Una multa por infringir la ley por tener a un niño utilizando el cinturón, en el asiento de copiloto o bien en brazos de un adulto, simplemente se puede pagar. Es así de sencillo. Pero, la vida de su hijo luego de sufrir un accidente, es algo invaluable.

No necesita adquirir la silla más costosa, sólo debe de asegurarse de que sea una silla a contramarcha. 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta